martes, 11 de marzo de 2008

Tradiciones de Cuaresma


Tras un histórico fin de semana en el que España decidía su futuro, el chiki-chiki se irá a Belgrado y Zapatero no se mudará de La Moncloa. Lo mismo por eso estaba tan llorosa la mujer de Rajoy en el balcón de Génova, la pobre, igual había pensado algún proyecto personal de decoración; pero desde luego entre ella y el discurso de Llamazares ya son ganas de entristecer a una audiencia sensible como yo. Me entraron ganas de ofrecerles una Second Life en mi blog.

Tampoco ganó La Casa Azul, pero no me arrepentí de tragarme la gala de candidatos. No me decepcionó: se hizo interminable hasta las puntuaciones y caótica en la designación de los finalistas, como la eleccíón de Miss España. Es el tipo de subproducto que me encanta ver para comprobar que por Televisión Española no pasan los años. La evidencia, en este caso, tenía nombre: Raffaela y Uribarri.

Cuando era pequeña, Eurovisión era para mí lo más parecido a la globalización. Era mucho más universal que la OTI, donde siempre cantaban baladas con estética de telenovela. Me encantaba la musiquilla de la conexión y saber cómo serían los presentadores, casi siempre rubios. Los points en varios idiomas eran una especie de esperanto que todos entendíamos y las votaciones entre países una lección magistral de relaciones internacionales. Todo era más inocente, no había myspace ni esemeses y sí una tarde-noche de sábado de chuches en casa de mi abuela o de mi vecina para controlar minuciosamente el orden de actuación de España precedido de unas imágenes de la ciudad anfitriona, los ensayos, y una solemne voz en off diciendo Canción: (pensad en alguna inolvidable, como Lady, lady), Intérprete: (pensad en muchos olvidables) y lo que más me gustaba: Dirige la orquesta: (y ahí enfocaban al tío de la batuta). A partir de ahí vigilábamos cada modulación y cada paso de la coreografía como en un ejercicio de acrobacia, premiable en la medida de lo impecable.

Con la evolución del concurso la realización tiene más de videoclip que de retransmisión. No queda otro remedio ante el empeño de toda la Unión de competir presentando la puesta en escena más friki de Europa. El Chikilicuatre lo hará muy bien, por mucho que a Uribarri le gustara más la diva vestida de roja que chillaba a lo Mónica Naranjo y a Boris la de Piensa Gay. En el fondo, todo ello nos está hablando de otras formas de patriotismo.

En nuestra ciudad, lo que evoluciona son los preámbulos de la Semana Santa. La banda de tambores y cornetas de la Hermandad de mi barrio ensaya tanto que soy capaz de silbar todas las cadencias de las amarguras que estrenan este año. Camino del trabajo, juego a la rayuela entre los hierros de los palcos antes de que le pongan las maderas y pronto olerá a incienso hasta la primavera del corte inglés. En el terreno cultural eso significa que el domingo, el Gran Teatro fue escenario del pregón y el jueves, de un conciertos sinfónico de marchas de procesión.

Por lo menos hoy se salva el cineclub, que trae El Custodio, una argentina de un debutante, Rodrigo Moreno, que pasó por Sundance, San Sebastián y Berlín. Custodio es el ejemplo de palabra del español iberamericano que me encanta. Aquí significa guardaespaldas, profesión del protagonista a la se recurre "para mostrar la verdadera cara de la clase política".

Extendiéndome que es gerundio, seré concisa con el resto de la agenda. Una exposición: Un júbilo compartido, hasta el día 23 en la sala de la Diputación en el Museo. Más de 80 fotografías de gran formato de las fiestras y tradiciones de toda la provincia. Las mismas que ilustran el libro del mismo nombre. Muy buena.
Un lugar para quedar: el Mundo Otrobar, en la Plaza de Toros, el sábado por la mañana, que invita por apertura de horario.
Y para comer: la Feria Gastronómica Gallega, con motivo del 10 aniversaro de la casa de Galicia en Huelva, en el Puerto, frente a González Barba. Hasta el domingo, una selección de mis animales favoritos: berberechos, almejas, mejillones, bogavante, buey de mar, cigalas, vieiras, navajas, nécoras, percebes, pulpo...

Para una escapada os descubro un sitio que merece la pena visitar: la Fundación Montenmedio Arte Contemporáneo (NMAC), en Véjer de la Frontera (Cádiz): un museo en plena naturaleza muy recomendable donde se encuentran obras como la que aparece en mi foto de hoy.

Lo último. En este tiempo de Cuaresma tengo que recordaros que existen nuevos Pecados Capitales, después de que los de toda la vida se hayan quedado obsoletos. Por lo visto ahora consumir drogas es peor que la pereza, agredir al medio ambiente peor que la gula y ser rico peor que la lujuria. Creo que hemos ganado con el cambio. Así que pienso tumbarme en el sofá mientras me zampo una docena de torrijas pensando en... Chikilicuatre.

Si váis a la presentación del Anuario de la Asociación de la Prensa igual nos vemos allí. Si no, las tardes son largas y soleadas hasta que estén llenas de pasos.

Felices indulgencias

1 comentario:

Câmera Digital dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Câmera Digital, I hope you enjoy. The address is http://camera-fotografica-digital.blogspot.com. A hug.